20 de marzo, natalicio de Alfonso García Robles, premio Nobel de la Paz en 1982

“Hay algo tan necesario como el pan de cada día, y es la paz de cada día; la paz sin la cual el mismo pan es amargo.”
Amado Nervo

En la actualidad, los problemas que se presentan a nivel mundial como la hambruna, la discriminación, la violencia, el analfabetismo, el cambio climático, la guerra de cualquier tipo y otros más, son temas que le compete solucionar a toda la sociedad. El interés por nuestro mundo y su mejora, se da desde las capacidades que podemos brindar cada uno en beneficio a la humanidad, y el ejemplo lo tenemos con el personaje Alfonso García Robles, un diplomático mexicano, galardonado en 1982 con el premio Nobel de la Paz.

García Robles nace en una familia de comerciantes en Zamora, Michoacán el 20 de Marzo de 1911. Desde joven se ve el esfuerzo en su desempeño académico, ya que se titula en Derecho por la Universidad Autónoma de México, y al seguir su interés por el derecho internacional realiza dos posgrados en Europa, uno en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de la Universidad de París, en 1936 y, otro en la Academia de Derecho Internacional de La Haya en 1938.

Esta preparación le vale en su desempeño como profesionista, ya que al regreso a México, en 1939, comienza su vida como diplomático al ser nombrado tercer secretario de la Embajada de México en Suecia y en 1941 se incorpora a la Secretaría de Relaciones Exteriores y llega a participar en una serie de reuniones internacionales para formar la Organización de las Naciones Unidas. En 1945, se forma la ONU y se muda a Nueva York para trabajar en esta organización y tiempo después participa como representante en la Conferencia Panamericana de Bogotá, en la que se firma la Carta de la Organización de los Estados Americanos.

Para 1957, regresa a México como director en jefe de Asuntos de Europa, Asia, África y Organismos Internacionales en la SER. García Robles fue embajador de México en Brasil entre los años de 1961 y 1964, y se hizo cargo de la Subsecretaría de Relaciones Exteriores en 1970.

Presidió también las reuniones para la desnuclearización de América Latina celebrada en México a partir de 1964, que culminarían con la firma del tratado para la “Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina” (1967), conocido como el tratado de Tlatelolco.

Nombrado embajador emérito en 1981, su carrera se vio coronada en 1982 cuando el parlamento noruego decidió otorgarle, compartido con la socióloga sueca Alva Myrdal, el premio nobel de la Paz, por su labor en pro del desarme internacional. Entre sus obras se destacan El Panamericanismo y la política de Buena Vecindad (1938), De la Carta del Atlántico a la Conferencia de San Francisco (2 vols. 1949), La Desnuclearización de América Latina (1967), El Tratado de Tlatelolco (1967) y La Asamblea General del Desarme (1979).

Alfonso García Robles fallece el 2 de septiembre de 1991 en la Ciudad de México pero deja su huella en beneficio de la humanidad.

Narrativa: Marcia Bethel Cruz Cortés

Fuentes:
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/garcia_robles.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Alfonso_Garc%C3%ADa_Robles