21 de marzo, Natalicio de Benito Juárez García “Benemérito de las Américas”

“Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.”
Benito Juárez

La historia de los presidentes de México, se lee como la lucha constante por el progreso del país, la independencia y libertad de cada uno de los ciudadanos, aunque en algunas ocasiones involucra cierto interés por el poder. Sin embargo, el desempeño e impacto que causan en la Nación se ve reflejado en el recuerdo que se les tiene, tal es el caso de Benito Juárez, que es recordado cada 21 de marzo por su defensa de las libertades humanas, defensa que sirvió de ejemplo a otros países latinoamericanos, fue proclamado "Benemérito de las Américas".

Este personaje nace un 21 de marzo de 1806 en San Pablo Guelatao, Oaxaca, lugar de origen zapoteco, hijo de Marcelino Juárez y Brígida García, matrimonio indígena de humilde condición. Benito Juárez quedó huérfano a los tres años. Cursó sus primeros estudios en su pueblo natal. A los veinte años ingresó en el Instituto de Ciencias de Oaxaca, donde se licenció en derecho. Su preocupación por la realidad social y en particular por la situación de los campesinos lo llevó a expresar sus puntos de vista liberales y participar activamente en política.

Benito Juárez fue elegido regidor del ayuntamiento de Oaxaca en 1831 y, un año después, diputado al Congreso del Estado. La energía con que defendió los intereses que representaba le valió en 1846 ser diputado por Oaxaca ante el Congreso de la Unión. Un año más tarde fue designado Gobernador de su estado natal, cargo en el que permaneció hasta 1852.

Durante su administración gestiona varias obras públicas, como: caminos, reconstrucción del Palacio de Gobierno, fundación de escuelas Normales; levantamiento de una carta geográfica y del plano de la ciudad de Oaxaca, así como la reorganización de la Guardia Nacional.

Su oposición al tratado de Guadalupe-Hidalgo, por el que México perdió vastas zonas de su territorio en favor de Estados Unidos, encontró cauce en las filas liberales y en la defensa de un proyecto federalista. Sin embargo, los conservadores lograron una vez más hacerse con el poder en 1853, acaudillados por el general Antonio López de Santa Anna, y Juárez se vio obligado a exiliarse en Cuba.

A su regreso, después de dos años de exilio, se adhirió al plan de Ayutla, entre cuyos firmantes figuraban los generales Villarreal, Comonfort y Álvarez. Al triunfar el pronunciamiento fue designado consejero de Estado y, bajo la presidencia de Ignacio Comonfort (1855-1857), ministro de Justicia. Como tal promulgó una serie de leyes que restablecían las libertades de enseñanza, imprenta y trabajo y anulaban las prerrogativas del clero y el ejército.

Juárez restauró la República federal y dio vigencia a las leyes de Reforma. A pesar de las dificultades económicas, de la hostilidad del Congreso y de numerosos pronunciamientos, el 1 de diciembre de 1871 Juárez asumía nuevamente la presidencia ante el Congreso de los diputados, y allí reiteraba su fe en la legalidad con su habitual energía. Pero los vientos de la historia se orientaban ya hacia otros derroteros. Porfirio Díaz arengaba a sus partidarios contra Juárez acusándolo de dictador y poniendo en marcha una revuelta inspirada en el llamado Plan de la Noria, cuya más significativa propuesta era la prohibición de que fueran reelegidos los presidentes. Sebastián Lerdo de Tejada se alió con Porfirio Díaz y juntos se alzaron contra Juárez.

Pese a que Juárez sobrevivió también a esta postrera andanada de sus enemigos políticos, reprimir el levantamiento constituyó su último acto público, pues con secreto estoicismo de indígena zapoteca venía soportando, desde tiempo atrás, una prolongada serie de disfunciones cardíacas que por fin lo llevaron a la tumba el 18 de julio de 1872. Tras su muerte el Congreso lo declaró Benemérito de la Patria y de las Américas.

La frase más célebre de Juárez fue: "Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz", enunciada en 1867 en un manifiesto expedido poco después de derrotar a los franceses y fusilar a Maximiliano.

El gobierno mexicano incorpora su imagen en los billetes de veinte pesos y un gran número de calles, avenidas, pueblos, escuela llevan su nombre en honor al progreso que logró sin importar la adversidad. La historia de México señala que duró en el poder 14 años, en los cuales logró cosas importantes para el país que nadie había hecho durante sus gobiernos.

Narrativa: Marcia Bethel Cruz Cortés

Fuentes:
http://www.historiacultural.com/2010/07/benito-juarez-biografia-mexico.html
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/j/juarez.htm
http://benito-juarez.alumnosonline.com/